• CSCPR

LITURGIAS PARA NO MORIR

(A la Brigada Médica Cubana Henry Reeve)

Lynette Mabel Pérez; Poetas en Marcha


He oído que todo muere,

desde los seres vivos

hasta los edificios antiguos,

desde las ganas de ser

hasta las carcasas de metal.


Muere la memoria con los años,

las calles también mueren

y las ideas tarde o temprano,

los ojos se van apagando

en las cuencas marchitas.


Dicen que todo muere,

que todo termina con rapidez,

pero yo sé que hay rituales,

que hay liturgias para no morir.


Sé que se puede masticar la esperanza

y andar durante kilómetros

por caminos enlodados

cargando la medicina y el pan.


Sé que es posible tocar con los dedos

el espíritu que se oculta en un caracol,

que se puede asir con ellos la vida

y obligarla a quedarse un poco más.


Sé que con la palabra adecuada en la boca

y el medicamento correcto en la mano

se puede obrar milagros, recoger los fragmentos

de nuestra alma y atarlos al poste de la existencia.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo