• CSCPR

El derecho a recibir lo justo

No estoy interesado en recoger las migajas de compasión que caen de la mesa de alguien que se considera mi amo. Quiero el menú completo de los derechos” Desmond Tutu

Hemos perdido a un luchador valiente y justo, a un pensador profundo, que unía su palabra a la acción, pero sobrevive su ejemplo imperecedero. Cuando se ha vivido una vida comprometida con la verdad, con la justicia, con el respeto a la dignidad del ser humano y con la compasión hacia los demás, más allá de geografías, ideologías y etnias, no se muere, sino que se traslada un ejemplo para la inmortalidad de las almas.

Lo conocimos en una visita suya a Puerto Rico hace dos décadas. El permanecía en su medio de transporte, en lo que se decidía su arribo a tierra puertorriqueña. Conectamos con un funcionario del Departamento de Estado de Puerto Rico, bajo el gobierno de un ayudante del entonces gobernador, Aníbal Acevedo Vilá, para gestionar una carta del obispo Desmond Tutu, a favor de la excarcelación del prisionero político Oscar López Rivera. Luego de varias gestiones diplomáticas, la carta se firmó por el obispo Desmond Tutu y fue de gran valor, entre varias de diversos premios Nobel, que abogaron por la excarcelación de Oscar.

El obispo Tutu conocía el caso de Puerto Rico y sabía que era un pueblo Caribeño y latinoamericano, que aún no había alcanzado, lo que se conoce en el derecho internacional, como el derecho, a la auto determinación e independencia, garantizado por la Resolución 1514 XV, de la ONU. Los premios Nobel de la paz, son cuidadosos en interferir con asuntos complejos de otros países, pero el caso de la excarcelación de Oscar y el derecho de Puerto Rico a su descolonización, lo ameritaban. De ahí su endoso a apoyar la causa que se le requería en la carta que suscribió, en el lenguaje diplomático que se estila en esas gestiones.

Después de todo, el apartheid y el coloniaje, no son muy distintos en lo esencial: La teoría de que una raza, es superior a otra, en la concepción bárbara del derecho de los casos insulares, y que esa supuesta superioridad le da derecho a una nación, por ser un imperio poderoso, a poseer a otra nación, como una posesión suya, es una teoría retrograda, racista y colonialista. El coloniaje es considerado un crimen contra la humanidad. Desmond Tutu dedicó su vida a combatir la teoría del racismo, lo que es igual a la teoría de que las etnias deben ser consideradas por el color de la piel, a la hora de reconocer la plenitud de derechos que corresponde a toda etnia, nada más que por la condición de ser humanos. Por eso combatía la conformidad con migajas de derechos y exigía la plenitud de los mismos.

Para defender a su nación y la exigencia de plenitud de derechos humanos y políticos, nos legó su ejemplo de diálogo con el adversario, pero de igual a igual. Demostró su compromiso en los hechos, de ofrecery arriesgar la integridad física y su libertad personal, por los ideales que defendía.Sobre todo, dedicó su accionar a explicar, orbi et orbi, que su lucha y la de los surafricanos negros, era también una lucha común a toda la humanidad. Su lección fundamental, de Ubuntu, que surgió de las tribus de África, de que somos lo que somos y existimos en función de los demás, en estos tiempos de egoísmo generalizado, es una lección trascendente para Puerto Rico y para todos los tiempos.


Por: Lcdo. Eduardo "Tuto" Villanueva

Fuente: https://www.elnuevodia.com/opinion/punto-de-vista/desmond-tutu-el-derecho-a-recibir-lo-justo/


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo