• CSCPR

Cuando el arte se convierte en instrumento de solidaridad

Exposición de Arte Digital Antorchas Martianas y Betancinas en Solidaridad con Cuba

Por: Solimar Ortiz Jusino


Como parte de las iniciativas del Comité de Solidaridad con Cuba en Puerto Rico (CSC), se presentó en la Casa Dominicana en Santurce, una exposición de las obras de arte del artista digital Luis Alonso Vega del 15 al 18 de abril. Dentro de la coyuntura histórica del glorioso mes de abril, Puerto Rico se sumó a la jornada de actividades en contra del bloqueo que se gestan desde la Red Continental en Solidaridad con Cuba. Esta exposición, donde se apreciaron obras artísticas dedicadas a Puerto Rico y Cuba, llevó por nombre Antorchas Martianas y Betancinas en Solidaridad con Cuba.

Bien expresó el poeta y activista Juan Camacho Moreno en su mensaje de inauguración,

“Las antorchas martianas y betancinas tienen un significado de luz, de brillantez, de entendimiento y de lucha. Precisamente en Cuba se celebra, a partir del 1953, la famosa marcha de las antorchas, peregrinación que se inicia desde las escalinatas de la Universidad de La Habana hasta la Fragua Martiana, con el propósito de recordar y conmemorar, siempre, a Martí.
La antorcha es luz, es calor, es purificación que destruye elementos negativos. Su llama asciende de manera vertical, como lo fueron Martí y Betances y como lo son los hombres y mujeres pintados en esta patriótica exposición.”

La exhibición contó con obras variadas que discurrían desde personajes y figuras icónicas cubanas y puertorriqueñas, así como con monumentos, paisajes y lugares históricos de ambos países.

Los días en que la presentación de obras estuvo abierta al público, se dieron actividades educativas; el viernes se presentó el documental El Antillano de Tito Román y el sábado se proyectó la transmisión en vivo de Abril de Victorias, Unidad y Continuidad Histórica presentado por la Red Continental.


La clausura del evento se realizó el domingo, 18 de abril. Se vivieron emotivos momentos cuando se hizo entrega a la Dra. Ana Marchena, representante de la Casa Dominicana, de un cuadro de la exposición de la figura de Eugenio María de Hostos. La misma tuvo una extraordinaria participación artística compuesta por los poetas William Pérez Vega (Betances y Betances Libertario), Juan Ángel Gutiérrez (Primero de enero) y Luis Enrique Romero (Tu Profecía) de Poetas en Marcha, así como Cándida Rosa Pérez Flores (El Cerro declamado por Juan Reus), Juan Camacho Moreno (Cuba y Puerto Rico son) y la declamadora Dominga Estrella Flores Anaya (poema Recado Martí de Ángel Valiente y coplas a Betances de Juan Antonio Corretjer). El acto musical fue liderado por el versátil músico Ariel Hernández Santana quien estuvo acompañado por Ramón “Moncho” Ramos (en la guitarra y bajo), Irving Marcano (congas) y la voz brillante de Mila Méndez. El público multinacional que allí estuvo se vio conmovido con la interpretación de “Quisqueya” y celebró las canciones “Cuba y Puerto Rico son”, “Canción con todos”, “Alma llanera” y “El Cuarto de Tula”, entre otras incluidas en el repertorio.



La exitosa actividad cumplió con el propósito de recaudar fondos para llevar a Cuba productos sanitarios para combatir la COVID – 19.


Poemas presentados durante la clausura


Primero de Enero

Por: Juan Ángel Gutiérrez


Recordamos la valentía

el coraje

la entrega

hombres y mujeres lucharon en

la montaña

la ciudad

las praderas

el campo

con lo que tenían en la mano

machete

cuchillos

rifles

palabras

pistolas

poesía

granadas

música

juntos derrotaron

la ambición por el dinero

la codicia por la sangre

el deseo por el poder

de la marioneta desfigurada

manejada por los acaparadores de

la violencia

la pobreza

la opresión

derramaron sangre

vertieron mentiras

despacharon odios

contra quienes levantaron su voz

su vida

su pasión

para construir la paz y la justicia

despertaron conciencias

recogieron esperanzas

caminaron

marcharon

corrieron

rezaron

cantaron

simplemente siguieron

a pesar de los obstáculos

traiciones

escasez

trampas

desánimo

frustración

derrota

equivocación

ENTRARON

marcharon

gozosos y victoriosos

por las calles de La Habana

barbudos

apestosos

cansados

soñolientos

Fidel, comandante invicto

Camilo, héroe combatiente

Ché

tanto otros que no recuerdo, no conozco

entregaron todo por la victoria

quienes llegaron antes a la tierra prometida

tu ejemplo de lucha

sacrificio

disciplina

arrojo

amor

esperanza

se expandió por ríos

veredas

valles

lagos

montañas

recorrió conciencias

llenó posibilidades

abrió oportunidades

reclutó revolucionarios

las marionetas sanguinarias

pululaban por

las plazas

los estadios

las universidades

las iglesias

atraían miedos

gritos

dolor

muerte

desaparición

tu ejemplo amplió horizontes

permitió posibilidades

abrió condiciones

se levantó Allende

Frente Sandinista

Farabundo Martí

Bishop

Tupamaros

Macheteros

Zapatistas

son tus discípulos

son tus seguidores

son tus arquitectos

son tus ingenieros

de la Revolución en nuestro Continente

gracias Isla

Amada

Solidaria

Sitiada

Liberada

gracias por un Primero de enero REVOLUCIONARIO


Betances

William Pérez Vega

Yo sé que nunca fuiste miedo

porque eres viento de luz en tu voz valiente

por donde nos encontramos tantas veces

en el estallido de todas, de todos

los que a luchar se atreven cada día

en el “himno que hará salir fusiles de la tierra

que arrastre las piedras

y sople fuego sobre los déspotas”

como aquella noche de Vieques

por donde le ponemos el pecho a las balas

para pescar la vida en su lancha de gritos

que todavía nos duele por las redes de la ignominia,

en las piedras de fuego

por las calles de la universidad

que quieren quitarnos cada día

porque le tienen miedo a la rabia de los irredentos,

por la algarabía frente a los portones

que tantas veces han sido campo de batalla

como cuando nos quieren borrar la historia

que siempre arde en la sangre de mi aldea,

en las balas de la eternidad cuando Lola y Rafael

para gritarle al mundo que seremos libres,

en la consigna de sangre sobre las paredes

del domingo de ramos una tarde del sur,

en las avenidas del primero de mayo

donde gritamos que la milla de oro

es tan solo una cueva de ladrones

e inventamos a golpe y grito la ruta de la dignidad

hasta hacer de todo el pueblo

una hoguera, un infierno para los ladrones

y que salgan las ratas de su Fortaleza

como aquella vergüenza del rey desnudo

cuyo nombre es mejor olvidar

al ritmo de todas las cacerolas

por donde se asomaba la patria amanecida

porque vamos contigo en Pedro y Filiberto,

en Lola y Lola, en Rafa y Andrés

como ahora en los que hoy dicen presente

que pueden llamarse María, Eva o Milagros

o bien Ángel, Darío, Eduardo

porque vamos en la sílaba de todos los nombres

como cuando decimos Juana por las calles

de mi pueblo que nunca se ha callado

como una niña en los ojos de un sueño

porque queremos decir nuestra tierra,

nuestro patio grande para la ronda de juegos

el surco para todas las simientes

y le ganaremos la guerra a la intemperie

como casas y panes para todas las hambres

bajo la lumbre de aquella estrella sola

donde seguramente todavía estamos

en el mismo grito de Lares y de Yara

con el brillo de alas en el mismo pájaro,

del aquel himno que un día reclamaste,

cuando la utopía que prometimos alcanzar

y donde estamos seguros de encontrarte

en el abrazo de los pueblos libres,

Betances.


Cuba y Puerto Rico

Por: Juan Camacho


“Cuba y Puerto Rico son

de un pájaros las dos alas

reciben flores y balas

sobre un mismo corazón”

Lola Rodríguez de Tió


Isla de amor y calibre

que emergen de lo profundo

gritan con valor al mundo

para que escuche y que vibre.

Una esclava y otra libre

es la cruda situación

sobre eso va la acción

y sobre eso trabajan

hermanas que no se rajan

Cuba y Puerto Rico son.


Combatiendo al enemigo

en su embestida voraz

luchan para que la paz

las proteja y les dé abrigo.

Ambas sufren el castigo

de un imperio que apuñala

con la intención burda y mala

de constante represión

porque sabe que ellas son

de un pájaro las dos alas.


Y ante el ataque constante

para hacerlas doblegar

han tenido que luchar

para seguir adelante.

Esa actitud arrogante

en el mundo no se iguala

pero en nuestro pueblo cala

con conciencia americana

que estas dos islas hermanas

reciben flores y balas.


Vendrán los tiempos mejores

para Cuba y Boriquén

ninguna será rehén

en contra de sus valores.

Ambas tendrán los honores

que da la revolución

ambas serán expresión

de la unidad antillana

tener San Juan y La Habana

sobre un mismo corazón.

Tu profecía

Por: Luis Enrique Romero

(a Ramón Emeterio Betances Alacán)


Redobles de campana

oteando los aire;

ese presagio seglar/ desmayado en el alma

como una espina,

su festejo de eslabones;


la misma esclavitud con/ aguijones de seda.


Son otros templos Betances.


La oblea es un ardid que/ sabe a consumo,

a soporífero, a vahídos;


y así van los viandantes,

unos con el carnero al/ hombro,

otros con su morral de/ engañifas

chocando con el muro de sus / sueños,


¡ah!, y los otros,


los que aún te recordamos,

dormimos con nanas de / desencuentro.


“Pobre pueblo”, Betances,

“siempre escupiéndole la/cara

a los que se sacrifican por él”.


Aún así,

aquí seguimos

por el riel de tu consciencia,

limpiando los escupitajos

con el “drappeau” de las /estrellas.


Somos tu profecía,


Betances.


El Cerro

Cándida Rosa Pérez Flores (declamado por Juan Reus)

A Carlos Soto y Arnaldo Rosado


¡Cerro Maravilla!

Aun llueve la sangre

que allí derramaron

nuestros dos hermanos;

la de Carlos Soto y Arnaldo Rosado.

Tu fauna lloró en silencio

viéndolos arrodillados.

Nuestros patriotas gritaron

desde un cielo barruntado

clamando por justicia

y con fuertes voces tronaron

Betances,

Hostos,

Don Pedro…


Allí habían resucitado

llevándose a Carlos Soto

y a Arnaldo Darío Rosado,

para elevarlos con ellos

al sitial más alto y santo,

donde los héroes no mueren,

en donde viven los bravos.


Los cobardes que borraron

tu precioso verde monte

para teñirlo de rojo,

te convirtieron en templo

donde se adoran los héroes.

Te convirtieron en la corte

donde también se ajustician

asesinos y traidores.

Como aquel gobernador,

que se puso guantes blancos

para cometer el crimen

que bañó de sangre el cerro.

Cerro Mártir

que algún día,

tendrá que lavar el pueblo.


Recado a Martí

Por: Ángel Valiente

(declamado por Dominga Estrella Flores Anaya)








117 vistas0 comentarios