top of page
  • Foto del escritorCSCPR

Conmemorando el ataque al congreso de EE UU

Recordando y entendiendo la gesta nacionalista del ataque al congreso de Estados Unidos, un primero de marzo de 1954…

Queridos(as) compatriotas. Un día como hoy, hace 59 años, un comando nacionalista, encabezado por Lolita Lebrón, una dama y tres caballeros de la raza, como les llamó don Pedro Albizu Campos, atacaron el Congreso de los EE UU. La razón para el ataque no fue causa de unos fanáticos, como dijo el gobernador Muñoz Marín, excusándose ante el pueblo de EE UU y sus dirigentes coloniales. Las causas históricas que explican dicho ataque fueron tres:

Primero, desde allí, el Congreso atacado, se legislaba para enviar compulsoriamente a jóvenes puertorriqueños al servicio militar obligatorio, a matar o a morir, en guerras extranjeras contra pueblos que nos atacaban, ni eran nuestros enemigos. Segundo, en 1952 se legisló y se aprobó la ley 600 que dejaba intactas, algunas disposiciones de la ley foraker de 1900 y de la ley Jones de 1917 que seguía manteniendo en manos del Congreso de EE UU., la última palabra de gobierno, es decir: (la soberanía) sobre la vida y hacienda de los puertorriqueños.

Tercero, en 1953, EE UU., acudió a Naciones Unidas a decir que el pueblo de Puerto Rico había alcanzado un régimen autonómico que nos sacaba de la condición colonial y de los poderes plenarios del congreso, incluso con la promesa de que si pedíamos más poderes, e incluso la independencia, nos la darían. Ello permitió que no tuvieran que rendir más informes sobre Puerto Rico ante la Asamblea General, al amparo de la R. 748, que se aprobó en la ONU en 1953

.Esa versión sobre el gobierno propio alcanzado por los puertorriqueños, ha sido desmentida por las tres ramas del gobierno federal, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, en lo que ha venido a ser la admisión de un monumental engaño como lo llamó el juez Mcgruder en una época anterior.

Para alertar e informar al mundo, de que no todos los puertorriqueños(as) se habían tragado el fraude que constituyó el ELA, lo que Vicente Geigel Polanco llamó: La Farsa del Estado Libre Asociado, fue que se ordenó y ejecutó el ataque al Congreso de Estados Unidos, de parte del comando nacionalista que organizó don Pedro Albizu Campos y el Lcdo. Julio Pinto Gandía.

En resumen, los actos del 1954 que hoy conmemoramos, no fueron actos terroristas para infundir temor en el pueblo y el gobierno de EEUU, que es lo que constituye la definición de terrorismo. Fueron actos defensivos y pedagógicos para demostrar al mundo la falsedad de que se había alcanzado la descolonización de Puerto Rico. El Partido Nacionalista, dirigido por don Pedro Albizu Campos, ordenó el ataque al Congreso de EE UU, al costo de la salud, la libertad, la familia y el bienestar general de los combatientes que defendieron los intereses y la libertad de nuestra patria.

Para Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Andrés Figueroa Cordero e Irvin Flores, combatientes por el honor y la libertad de la patria, alabanzas, alabanzas, como dijo el maestro Juan A Corretjer. Nuestro respeto y el agradecimiento eterno del pueblo caribeño y latinoamericano por el cual ofrendaron su libertad personal y sus vidas.


Eduardo Villanueva Muñoz

Desde mi costa isabelina..

A 1 de marzo de 2023

75 visualizaciones0 comentarios

Hozzászólások


bottom of page