• CSCPR

DECLARACIÓN DE HSA SOBRE LA DECISIÓN DE ESTADOS UNIDOS DE NOMBRAR A CUBA TERRORISTA

Actualizado: feb 28

Asociación Humanística deSolidaridad (Santa Lucía-Cuba)

CASTRIES, Santa Lucía

11 de enero de 2020


La Asociación de Solidaridad Humanística (Santa Lucía-Cuba) aprovecha esta oportunidad para trasmitir al pueblo y al gobierno de Cuba nuestra incansable solidaridad en el asunto de la reciente decisión del gobierno de Donald Trump de incluir a la República de Cuba en su llamada Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo. La HSA desea unirse al pueblo y al gobierno de Cuba, en el rechazo más categórico a esta injusta designación de nuestro estado hermano caribeño, Cuba. De la misma manera que la HSA repudia la injusta imposición del hostil y antidemocrático Embargo Económico, Comercial y Financiero de los Estados Unidos contra Cuba, que en esencia constituye un bloqueo absoluto contra un país soberano del Caribe, nuestra Asociación también repudia esta hegemonía incesante y sin principios de los Estados Unidos al designarse para sí mismo el puesto de Jefe de Policía de la comunidad internacional de naciones.

Las desconcertantes contradicciones están ahí para que todos las vean. Durante el año 2020, un país que Estados Unidos acaba de designar como Estado patrocinador del terrorismo, continuó ganándose el respeto y la confianza de 191 de los 193 estados miembros de las Naciones Unidas. En 2020, Cuba recibió la bendición de las Naciones Unidas y sus diversas juntas ejecutivas para ser miembro de muchos comités de la ONU, incluido el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, las Juntas Ejecutivas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de las Naciones Unidas para Actividades Poblacionales, la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas, la Comisión de Población y Desarrollo de las Naciones Unidas, el Comité de Programación y Coordinación del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas y el Comité Ejecutivo de la Oficina de Servicios para Proyectos. ¿Cómo puede ser que Cuba sea un estado patrocinador del terrorismo, y sin embargo, durante los últimos 28 años, ha seguido recibiendo la aceptación y el reconocimiento de casi el 100% de los estados miembros de los Naciones Unidas?


En la lucha internacional para gestionar y eliminar la pandemia de COVID-19, Cuba ha sido el país más activo y generoso del mundo de la comunidad internacional de naciones, en el despliegue de recursos médicos y técnicos, en todo el mundo, en particular a través de su Brigada Henry Reeve. Y la comunidad internacional está respondiendo con entusiasmo, apoyando activamente para que la Brigada sea otorgada con el Premio Nobel de la Paz, en reconocimiento a su papel en la gestión de la pandemia y por sus décadas de servicio a la humanidad en el área de la atención médica en situaciones de desastre a nivel internacional. Estas acciones del pueblo y el gobierno de la República de Cuba no son consecuentes con las acciones de un país cuyo pueblo y gobierno apoyarían el terrorismo patrocinado por el estado.

El presidente Barack Obama, un hombre de gran inteligencia y una perspicacia inusual en el contexto estadounidense, había visto estas flagrantes contradicciones en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y había afirmado correctamente que una política exterior fallida y prehistórica de seis décadas no debería perpetuarse dogmáticamente sin revisar. En este sentido, el presidente Obama había tomado la iniciativa, en diálogo con el gobierno cubano, de buscar un cambio gradual en varios aspectos de la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba. Por supuesto, el inestable y desastroso gobierno de Estados Unidos bajo la dirección del presidente Donald Trump, revirtió esa política, y el breve acercamiento que había comenzado a desarrollarse entre los dos países se evaporó. La Asociación de Solidaridad Humanística espera que el presidente Biden, ex vicepresidente durante la presidencia de Obama, siga los pasos de su predecesor en este sentido y logre algún nivel de normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Como un aspecto de esa necesaria normalización de relaciones, la HSA también espera que el presidente Biden revise rápidamente esta designación absurda, deshonesta y ridícula de Cuba como estado patrocinador del terrorismo.

La Asociación Humanística de Solidaridad (Santa Lucía - Cuba) aprovecha esta oportunidad para renovar al gobierno y pueblo de Cuba, seguridades de nuestra más alta consideración y estima. ¡Venceremos!