• CSCPR

Décima al médico cubano

Por Juan Camacho

Se mueve a otro continente y a lugares no accesibles atiende los imposibles siempre pensando en la gente. Solo motiva su mente atender al desvalido aquel que nunca ha tenido la consulta de un galeno que se siente aislado, ajeno triste y desfallecido.

Atraviesa la pradera la selva, el campo y el río no le importa el desafío llega y planta su bandera. Allí cava su trinchera con su mejor actitud demostrando juventud y su solidaridad contra la necesidad de mejorar la salud.

Conoce la medicina como un gesto humanitario sin el haber propietario que la corroe y domina. Su trabajo se encamina a la tarea que da vida sea gratuita o compartida no es requisito el dinero porque el deber es primero: que la misión sea cumplida.

Su trabajo es de esperanza allí donde se ha perdido es cumplir lo prometido es demostrar confianza. El médico en su semblanza demuestra una gran verdad que la misión es bondad que es herencia de país que como dijo Martí Patria es Humanidad.

1 vista0 comentarios